Logo Banmedica Futura Mamá
Inicio > Artículos de interés >   >  4 tips para un porteo más seguro y cómodo para tu bebé


4 tips para un porteo más seguro y cómodo para tu bebé

diciembre 13, 2021

Durante sus primeros años de vida, tendrás que estar muy unida a tu bebé y otorgarle los cuidados necesarios. Es por ello que una mochila de porteo puede convertirse en un excelente aliado. 

Si quieres saber qué es el porteo de bebés, cómo se usa correctamente y algunas recomendaciones para el invierno o verano, sigue leyendo.

¿Qué es el porteo de bebés? 

El porteo es una modalidad de transporte de niños que consiste en llevar al pequeño de forma vertical a la vez que haces contacto físico con él. 

Al llevarlo en esta posición, tus manos quedan libres para realizar otras actividades mientras tu bebe asume una posición acorde a su anatomía.   

Ventajas de usar una mochila de porteo 

La mochila de porteo estrecha el vínculo entre el bebé y tú, haciendo que se sienta seguro y protegido. Esto logrará episodios de llanto menos frecuentes y con lapsos de sueño extensos y de calidad. Adicionalmente, este contacto físico promueve una mayor producción de leche materna.

Usar la mochila de porteo diariamente permite que el bebé no tenga que estar durante un tiempo prolongado en su cuna. 

De hecho, esto es positivo porque previene la plagiocefalia postural o la deformación de cabeza. 

Por un porteo más seguro y cómodo para tu bebé

Ahora, conociendo todas estas ventajas, te interesará conocer cuatro buenos consejos para conseguir un porteo ergonómico y seguro para tu pequeño.

1. El bebé debe ir siempre mirando hacia ti

El bebé debe posicionarse verticalmente y con su cara hacia ti para conseguir un porteo ergonómico y seguro. 

Evita colocarlo mirando hacia adelante, ya que no es saludable para la anatomía de su columna y tampoco de la tuya.

2. Vigila siempre su cabeza 

Cuida que la cara del bebé no se encuentre tan pegada a tu cuerpo hasta el punto en que se le dificulte respirar. 

Un porteo seguro del recién nacido consiste en dejar la cara del niño libre y con espacio para moverse. Además, evita que el niño mantenga su barbilla pegada del esternón para evitar la asfixia.

De todos modos, es importante que en todo momento vigiles sus expresiones faciales y expresión corporal mientras lo llevas.

3. El portabebés debe estar siempre ajustado

El ajuste del portabebés debe estar bien equilibrado. Así, es importante que permita la movilidad del niño, pero sin dejar que la holgura lo agite demasiado. 

Si sucediera esto mientras caminas, detente y ajusta el fular para que el bebé quede a la altura correcta. Como referencia, deberías poder besar su cabeza sin dificultad. 

4. Cuidados según la estación del año

Si vives en una zona calurosa, no uses portabebés acolchados o gruesos. Más bien, opta por aquellos con fibras y tejidos frescos como el algodón.

De igual forma, para un porteo seguro del recién nacido evita que tu cuerpo con sudor roce constantemente la delicada piel de tu bebé. Para ello, debes vestir con ropa transpirable de tejido natural. 

En cuanto a las épocas de invierno existen fulares gruesos, y hasta chaquetas que pueden cubrir a ambos muy bien. 

Cada vez son más los padres que descubren los amplios beneficios de usar mochilas o fulares para bebés. No dejes de usarlas y tendrás una grata experiencia junto a tu mejor compañía.

image_pdfDescarga este artículo

¿Encontraste valioso este artículo?

Tu opinión es muy importante para nosotros, nos permitirá en un futuro entregar contenido actualizado a las últimas investigaciones y tendencias relacionadas con el embarazo.

Comparte esta información en tus redes sociales

¡Acompaña a la Futura Mamá!

Recibe información en tiempo real, para estar al tanto del proceso de embarazo.
SUSCRÍBETE
Unete al programa futura mama
Isapre Banmédica. S.A. - Apoquindo 3600, Las Condes. © 2022. Todos los Derechos Reservados.
phone-handsetlaptop-phonebubblecross