banmedica futura mamá
Inscríbete
Inicio > Artículos de interés >   >  Parto normal o cesárea: ¿clínicas o hospitales?


Parto normal o cesárea: ¿clínicas o hospitales?

diciembre 10, 2020

Aunque las dos instituciones cuentan con todo lo necesario, conoce las diferencias de tener un parto normal o cesárea en una clínica privada y hospital público.

¿Parto normal o cesárea en clínica u hospital público? Son muchas las dudas que pueden tener los futuros padres al momento de acercarse la fecha de alumbramiento, sobre todo, en lo que se refiere al tipo de intervención médica y la institución que se va a escoger.

Estas preocupaciones son normales y, para tomar la decisión correcta, vale la pena estar informado acerca de las implicancias de cada elección.

Parto normal o cesárea: algunas consideraciones

El parto natural o normal consiste en el nacimiento del bebé a través de la vagina. El médico ayuda a sacar la cabeza y pera del niño por el conducto, para luego seguir con sus hombros y resto del cuerpo. El lactante, como último movimiento, gira su cuerpo por sí solo, dando fin a su nacimiento.

La cesárea, en cambio, es más complicada. Se hace una incisión en el abdomen y el útero de la progenitora. La intervención es realizada en un ambiente controlado -quirófano o sala de partos-, además de que requiere de la aplicación de anestesia local, a excepción de casos atípicos.

Presenta una mayor cantidad de riesgos y tiempo de recuperación. Por ello, se recomienda solo cuando hay motivos médicos que la justifiquen.

¿Qué tipo de institución escoger?

El mercado de la salud en Chile integra a varias instituciones agrupadas, principalmente, en dos categorías: hospitales públicos y clínicas privadas.

Cesárea o parto en hospital público

La madre acude al hospital público de acuerdo con su domicilio, aunque muchas veces puede ir al que se encuentre más próximo, debido a que los centros públicos tienen la obligación de aceptar a pacientes de urgencia.

El personal médico -el que se encuentra de turno- determina el tipo de parto y proporciona los cuidados necesarios para la salud de la progenitora y la del bebé.

Por lo general, la embarazada permanece en una sala individual o compartida durante la fase de dilatación. Después del parto, se la lleva junto a su hijo en este mismo espacio.

¿Cuáles son sus ventajas? En cuanto al parto en hospital público, Chile posee con la infraestructura y tecnología necesaria para atender partos de riesgo y complicaciones que puedan existir, por medio de sus Servicios de Neonatología.

El parto en hospital público es más económico que en las clínicas privadas, porque el procedimiento está cubierto por el Fondo Nacional de Salud (Fonasa).

Además, existe el Programa de Apoyo al Recién Nacido, el cual consiste en la entrega de un set de implementos para el cuidado y bienestar del lactante. Este beneficio es para todos aquellos que han nacido en hospitales de la red pública de salud, independiente de la condición previsional de los padres (Isapre o Fonasa).

¿Existen inconvenientes en estos organismos? Sí, los hay. Uno de ellos es la poca participación y poder de decisión que tiene la paciente en el trabajo de parto. Incluso, la intimidad y la comodidad se ven reducidas al tener que compartir habitación con otras madres.

Por otro lado, el horario de visitas suele ser restringido a periodos cortos y a una poca cantidad de personas.

Cesárea o parto normal en clínica

En este caso, hay más posibilidades de escoger la institución. La mayoría de las clínicas privadas funcionan mediante la cobertura de Isapre, dependiendo de lo pactado en el plan de salud que contrata el titular.

El parto normal en clínica es atendido, normalmente, por un ginecólogo asistido por una matrona. Una de las opciones es que puedes recibir la atención del médico que te acompañó durante todo el proceso de embarazo.

La dilatación y el posparto se realiza en una habitación individual, y la madre y el bebé son supervisados constantemente para garantizar que sus condiciones sean las correctas.

Las ventajas están enfocadas en dos conceptos: trato personalizado y comodidad. Los pacientes pueden contar con habitación y baño individual en la mayoría de los casos, y no es extraño que las salas integren televisores para hacer más relajada la estadía.

Y lo mejor para quienes quieran sentirse acompañadas es que hay una mayor flexibilidad en relación con las visitas y tiempo de estadía.

Dentro de sus inconvenientes, se encuentra el costo más elevado, que puede aumentar en situaciones donde sea necesaria la hospitalización.

No obstante, puedes solicitar de antemano un presupuesto e información acerca del financiamiento, ya que muchas de estas organizaciones tienen convenios especiales con copago fijo, es decir, el valor es invariable por ciertas atenciones de salud.

Un factor fundamental, además, es que te asegures de que la clínica cuente con todo el personal necesario y tecnología las 24 horas, para que el servicio médico sea lo más completo y disponible posible.

Hoy en día, el parto natural (o normal) y las cesáreas se pueden realizar en estas dos instituciones con éxito y sin mayores riesgos. Lo importante es que escojas una alternativa que se adecúe a tus necesidades, para así recibir a tu hijo sin preocuparte de otra cosa que disfrutarlo.

image_pdfDescarga este artículo

¿Encontraste valioso este artículo?

Tu opinión es muy importante para nosotros, nos permitirá en un futuro entregar contenido actualizado a las últimas investigaciones y tendencias relacionadas con el embarazo.

Comparte esta información en tus redes sociales

¡Acompaña a la Futura Mamá!

Recibe información en tiempo real, para estar al tanto del proceso de embarazo.
SUSCRÍBETE
Unete al programa futura mama
Isapre Banmédica. S.A. - Apoquindo 3600, Las Condes. © 2021. Todos los Derechos Reservados.
phone-handsetlaptop-phonebubblecross