banmedica futura mamá
Inscríbete
Inicio > Artículos de interés >   >  Cuidados necesarios para recuperarte de una cesárea


Cuidados necesarios para recuperarte de una cesárea

abril 4, 2020

Para reponerte de una cesárea, es indispensable seguir una lista de cuidados especiales que te ayudarán a llevar un correcto proceso de recuperación.

Dar a luz es un proceso físico muy desgastante para cualquier mujer, en especial si -en lugar de tener un parto natural- resulta necesario someterse a una cesárea, también llamada sección-C

El proceso de recuperación amerita que pongas todo de tu parte para sentirte mejor pronto, no solo por tu salud sino también porque tu bebé te necesitará en perfecto estado durante sus primeras semanas de vida. 

Antes que todo, ten en cuenta que los cuidados específicos de una cesárea son más demandantes que los de un parto regular, de modo que -para recuperarte por completo- tendrás que comprometerte con una serie de recomendaciones que pueden implicar cambios en tu rutina diaria. No hacerlo podría causar que tu cuerpo colapse o que sea necesario ir al hospital si hay complicaciones, algo que seguramente no querrás hacer. 

Cuidados específicos de una cesárea

Dado que una sección-C es una cirugía mayor, la prioridad al salir del quirófano es que tu cuerpo descanse el tiempo necesario para sanar. Es probable que antes de irte a casa permanezcas tres o cuatro días en el hospital recuperando fuerzas luego del parto. Incluso es posible que tengas que quedarte más días si el nacimiento de tu bebé ha sido de alta exigencia.

Más allá de lo anterior, para que la recuperación de cesárea sea exitosa hay algunas cosas que debes procurar no hacer

1. Camina lo menos posible

Evita subir y bajar escaleras. También levantar objetos pesados o agacharte. Esto puede parecer difícil cuando hay un recién nacido en tu vida, pero hay algunas estrategias que puedes aplicar para no tener que levantarte cada 10 minutos, como tener un bolso con todo lo que necesitas (pañales, toallitas húmedas, etc.) a tu lado. Puedes pedirle a un familiar o amigo que la prepare por ti todos los días. 

2. No realices actividades que te generen dolor

Si luego de la cirugía sientes dolor al realizar tareas cotidianas -siempre de bajo impacto-, no lo hagas. Pídele a un familiar que te ayude o encuentra a alguien que pueda hacerse cargo de ello mientras te repones. Además, evita las relaciones sexuales y el uso de tampones hasta que tu médico lo indique.

3. No cargues nada más pesado que tu bebé

El contacto físico durante los primeros meses de vida es sumamente importante, y no es aconsejable que te prives de establecer un vínculo físico con tu pequeño, solo ten cuidado de no lastimarte. Por eso, evita cargar cosas más pesadas que tu recién nacido. De hecho, evita cargar cosas.

4. Si vas a hacer ejercicio, que sea de bajo impacto

Si te sientes en condiciones para ejercitarte (ausencia de dolor y el aval de tu médico), elige actividades físicas de bajo impacto que te permitan ir a tu ritmo. Lo más recomendable son las caminatas en terreno estable (aunque por ahora tendrás que hacerlas en casa) y, cuando pase la pandemia de COVID-19, al salir a pasear no dudes en llevar a tu bebé contigo en su coche, así aprovecharás el momento para estimular su interacción con el mundo. 

5. Cuidado con los estornudos

Cada vez que estornudes o tosas, asegúrate de poner una mano sobre tu abdomen -específicamente en el área de la incisión- para darle sostén y protegerla. 

¿Cómo saber si necesitas ir al médico?

Si descansas lo suficiente y te prohíbes a ti misma cualquier actividad que pueda lastimarte, el tiempo de recuperación de cesárea es de 8 semanas aproximadamente, aunque en la sexta semana puedes seguir sintiendo dolor o ver secreción en la herida.

Sin embargo, no todos los cuerpos son iguales y probablemente necesites visitar al médico en el entretiempo, especialmente si experimentas alguno de los siguientes síntomas: 

  • Enrojecimiento, hinchazón o pus en la zona de la incisión. 
  • Fiebre por encima de los 38ºC. 
  • Fluidos vaginales malolientes. 
  • Hemorragia vaginal. 
  • Enrojecimiento o hinchazón en las piernas. 
  • Dificultad para respirar. 
  • Dolor intenso en el área de la incisión, en el pecho o en los senos.

Estas señales podrían ser indicio de una infección que debe ser atendida de inmediato. Observa con atención tu cuerpo y solicita atención médica tan pronto lo sientas necesario. 

image_pdfDescarga este artículo

¿Encontraste valioso este artículo?

Tu opinión es muy importante para nosotros, nos permitirá en un futuro entregar contenido actualizado a las últimas investigaciones y tendencias relacionadas con el embarazo.

Comparte esta información en tus redes sociales

¡Acompaña a la Futura Mamá!

Recibe información en tiempo real, para estar al tanto del proceso de embarazo.
SUSCRÍBETE
Unete al programa futura mama
Isapre Banmédica. S.A. - Apoquindo 3600, Las Condes. © 2021. Todos los Derechos Reservados.
phone-handsetlaptop-phonebubblecross