banmedica futura mamá
Inscríbete


Lactancia Materna

octubre 2, 2019

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la lactancia materna es la forma ideal de aportar a nuestros bebés los nutrientes necesarios para un crecimiento y desarrollo saludable. Prácticamente todas las mujeres pueden amamantar, siempre que dispongan de buena información, del apoyo de su familia y del sistema de atención de salud correspondiente.

Los beneficios de la lactancia materna van desde un fortalecimiento en el desarrollo del bebé hasta la prevención de enfermedades para la madre y su hijo.

La OMS puede afirmar ahora con plena seguridad que la lactancia materna reduce la mortalidad infantil y tiene beneficios sanitarios que llegan hasta la edad adulta, por lo que recomienda la lactancia materna exclusiva durante seis meses, luego la introducción de alimentos apropiados para la edad y seguros a partir de entonces, y el mantenimiento de la lactancia materna hasta los 2 años o más.

Para que las madres puedan practicar el amamantamiento exclusivo durante los seis primeros meses, se recomienda:

  • Iniciar el amamantamiento durante la primera hora de vida.
  • Practicar amamantamiento exclusivo, es decir, proporcionar al lactante únicamente leche materna, sin otros alimentos o bebidas, ni siquiera agua.
  • Dar pecho cuando el bebé lo reclame, ya sea de día o de noche.
  • No utilizar mamaderas o chupetes.

Conoce los beneficios de la lactancia materna exclusiva.

Además de reducir la mortalidad infantil, la leche materna y el amamantamiento tienen numerosos ventajas: Fomenta el vínculo afectivo, permite un mejor desarrollo cognitivo del niño, aporta inmunidad natural, agiliza la recuperación postparto, entre otras.

Durante el amamantamiento se establece una unión y comunicación entre madre e hijo, generándose las bases emocionales que favorecen el desarrollo comunicacional, lo que repercute en la autoestima y capacidad para relacionarse con los demás. Este vínculo proporciona consuelo, cariño, seguridad y compañía a la guagua, y contribuye al desarrollo personal de la mamá.

Ventajas para el recién nacido:

Es el alimento óptimo: Proporciona los nutrientes necesarios, como proteínas, carbohidratos y grasas saludables.

Mejora el desarrollo cognitivo, psicomotor y sensorial del niño.

Tiene una fácil digestibilidad: Esto permite que se eliminen de mejor forma los gases y deposiciones.

Aporta inmunidad natural: La leche materna contiene anticuerpos, que protegen al niño de numerosas enfermedades infecciosas.

Permite una menor probabilidad de desarrollar alergias, diabetes y obesidad.

Tiene un efecto protector frente a la muerte súbita.

Ventajas para la madre:

Reduce las posibilidades de hemorragias postparto: La succión de la guagua produce segregación de oxitocina, cuya función principal es producir la eyección de la leche, pero también favorece la retracción uterina.

Ayuda a recuperar el peso: Al amamantar, la madre quema más calorías de lo normal, ayudándola a volver al peso que tenía antes del embarazo.

Disminuye el riesgo de cáncer de mama y de ovarios.

Tiene un efecto tranquilizador: Las hormonas de la lactancia ayudan a la madre a mantener la calma, a pesar del sobrecargo de actividades.

Preparándonos para la Lactancia.

Evaluación de pechos para la lactancia.

Los pechos comienzan a crecer a partir segundo trimestre y el mayor crecimiento se produce al 5o mes y al final de la gestación.

Aumentan de tamaño por crecimiento glandular y por depósito de grasa. No hay relación entre tamaño de los pechos y capacidad de producir leche.

Forma, tamaño y consistencia de los pechos es variable entre mujeres. Pueden ser redondeadas, cónicas, de base extendida, firmes, flácidas. Es relativamente frecuente la asimetría de tamaño entre las dos mamas.

Evaluación de pezones y areola.

Entre mujeres hay marcadas diferencias en los pezones: Pequeños, grandes, cortos, largos, planos, umbilicados, invertidos. La consistencia depende de calidad del tejido muscular y de la piel.

La sensibilidad depende más de influencias hormonales que de calidad de piel. El uso de cremas o lociones no tienen mayor efecto sobre la piel de la areola y del pezón.

La areola tiene diferencias de coloración y extensión entre mujeres. Se extiende habitualmente 3 cm alrededor del pezón. Puede ser bastante más extendida y sin límite definido.

Salvo excepciones, la areola cambia de color en el embarazo y lactancia.

Evaluación protractibilidad de los pezones.

Probar protractibilidad en pezones planos, umbilicados o invertidos.

Se le indicaran ejercicios en caso de protracción deficiente.

Usar accesorios protractores en caso indicado.

Los pezones planos o invertidos no son impedimento para amamantar.

Técnicas de Lactancia.

Para una lactancia exitosa hay que asegurar una buena técnica de amamantamiento y un buen acoplamiento boca pezón-areola.

Acoplamiento correcto.

Para que la lactancia funcione correctamente, el bebé debe agarrar el pecho de forma efectiva y el pezón de la madre crece dentro de la boca del bebé hasta alcanzar el punto donde comienza el paladar blando, por tanto, por muy plano que sea un pezón si protruye con normalidad, no tiene por qué dar ningún problema en la lactancia.

Todos los pezones (incluso los más invertidos) protruyen mejor en la segunda lactancia y después de haber pasado por dos embarazos, por eso algunas mujeres que tuvieron problemas de agarre en su primera lactancia, no los tienen en sus siguientes lactancias.

Posición Sentada.

La madre se sienta cómoda, con la espalda apoyada e idealmente colocar un cojín sobre su falda, apoyar la cabeza del niño sobre el ángulo del codo y sostener la mama con los dedos en forma de “C”.

La madre comprime por detrás de la areola con sus dedos índice y pulgar para que cuando el niño abra la boca, al estimular el reflejo de apertura, tocando el pezón con sus labios, ella introduce el pezón y la areola a la boca del niño. Así su lengua masajea los senos lactíferos (que están debajo de la areola) contra el paladar y así extrae la leche sin comprimir el pezón (porque este queda a nivel del paladar blando) y no provoca dolor.

El niño enfrenta a la madre; abdomen con abdomen, quedando la oreja, hombro y cadera del niño en una misma línea. Los labios están abiertos (evertidos), cubriendo toda la areola. La nariz toca la mama. Si se puede introducir un dedo entre la nariz y la mama, quiere decir que el niño está comprimiendo el pezón y no masajeando la areola.

Amamantar no debe doler, si duele revisar si el labio inferior quedó invertido y corregirlo. Si aún duele, retirar al niño y volver a ponerlo hasta hacerlo sin sentir dolor.

Niño mal acoplado, Comprime el pezón, no masajea la areola, sale poca leche y se duerme o llora. Madre siente dolor lo que dificulta la eyección de la leche y el pezón sale aplastado después de la mamada. Esto se corrige retirando el niño del pecho, y poniéndolo luego de que abra bien la boca, e introduciendo pezón y areola dentro de la boca.

Para retirar al niño del pecho se introduce el dedo índice dentro de la boca, entre las encías del niño de manera de romper el vacío y además permitiendo que muerda el dedo y no el pezón al salir.

Otras posiciones para amamantar.

www.svpediatria.org

Leche Materna.

La leche humana como la de todos los mamíferos, es un fluido vivo y cambiante. Modifica tanto su calidad y concentración de nutrientes, como su el volumen, adaptándose a la edad gestacional, como a los requerimientos nutricionales, metabólicos e inmunológicos del bebé. Se diferencian al menos 4 tipos de leche para diferentes períodos de la lactancia.

Tipos de leche:

1.- Leche de Pretérmino: es aquella que produce la madre que da a luz a un recién nacido de pretérmino (menor a 37 semanas). También llamada pre-calostro, se empieza a producir en pequeña cantidad alrededor de las 25 semanas de gestión, pero cuando la madre reconoce la inminencia del nacimiento, la función glandular se activa y formula un producto adecuado a la edad gestacional de ese momento, tanto en composición y volumen, como en la concentración de sus nutrientes. En casos indicados clínicamente se puede complementar con un suplemento preparado para mejorar los requerimientos nutricionales del bebé.

2.- Calostro: se produce durante los 3 a 4 primeros días post-parto. Es amarillento, espeso, de sabor ligeramente salado, de alta concentración y poco volumen. La cantidad producida puede ser de 2 a 20 ml por mamada.

Este presenta importantes funciones para el recién nacido. Es un laxante natural que elimina el meconio, evitando la hiperbilirrubinemia neonatal. Transfiere anticuerpos y otros elementos que la madre ha preparado durante la gestación para enfrentar la transición a la vida extrauterina. Contiene betacaroteno, que le da el color amarillento, que es un potente antioxidante. El calostro contiene códigos de información genética específica para cada función orgánica, metabólica, enzimática, hormonal e inmunológica del individuo humano. Es el único alimento que debe recibir el recién nacido durante los 3 a 4 primeros días de vida.

3.- Leche de Transición: es aquella producida entre el 4° y 15° día post-parto. Entre el 4° y 6° se produce la llamada “bajada de la leche” donde se produce un aumento brusco de la producción alcanzando un volumen de 600 a 700 ml/día. En general está relacionada con la frecuencia que la madre amamanta y permanece en contacto corporal con su hijo durante los primeros días post-parto. Mientras más contacto piel a piel, visual y olfatorio tiene la madre con su hijo, más rápido se regulariza el proceso. Se ha podido constatar que hay variaciones progresivas en la composición y concentración de sus nutrientes, elementos inmunológicos y metabólicos hasta llegar a la leche madura.

4.- Leche Madura: la leche va madurando progresivamente hasta alrededor del día 30°, momento en que estabiliza su composición y volumen, llegando a producirse de 900 a 1.000 ml/día. Permanece bastante estable más o menos hasta los 3 meses. Después se modifica intermitentemente en calidad y cantidad a medida que se acerca a los 6 meses, adecuándose a las diferentes necesidades del niño y de la madre. A partir de esta edad, la leche materna sigue siendo adecuada como alimentación láctea, pero debe complementarse con otros alimentos (papilla).

5.- Leche de Destete: después del 6° mes la leche cambia nuevamente su concentración y calidad de nutrientes. Contrariamente a lo que se dice, es un valioso aporte nutricional, cuando se agregan los alimentos complementarios (papillas). La leche materna es la mejor forma de inmunizar al niño contra los gérmenes y alérgenos presentes en el medioambiente.

Dos tipos de leche en una misma mamada.

La leche madura de una misma mamada se produce en dos tiempos: la primera, de apariencia más diluida y de color blanco azulado, esta es la que se acumula en los senos lactíferos entre cada toma, facilitando el inicio de la extracción. Contiene más agua, quitando la sed al niño y preparando al sistema gastrointestinal para iniciar el proceso digestivo en cada mamada. La segunda, más densa y con mayor concentración de grasa, no se acumula en la glándula entre cada mamada; se produce a medida que el niño extra la primera leche. Está relacionada con los mecanismos de saciedad, la inducción del sueño y el incremento ponderal. En cada mamada el niño debe tomar los dos tipos de leche.

Como reconocer el amamantamiento correcto.

Pezones y pechos sanos.

Sonido de deglución audible.

Producción de volumen de leche constante.

Frecuencia regular de demanda.

Incremento ponderal adecuado 18-30 gr/día – 125-210 gr/semana.

Al menos 6 pañales mojados en el día.

Deposiciones amarillas y fluidas.

Actitud del niño satisfecho.

Sueño tranquilo y regular.

image_pdfDescarga este artículo

¿Encontraste valioso este artículo?

Tu opinión es muy importante para nosotros, nos permitirá en un futuro entregar contenido actualizado a las últimas investigaciones y tendencias relacionadas con el embarazo.

Comparte esta información en tus redes sociales

¡Acompaña a la Futura Mamá!

Recibe información en tiempo real, para estar al tanto del proceso de embarazo.
SUSCRÍBETE
Unete al programa futura mama
Isapre Banmédica. S.A. - Apoquindo 3600, Las Condes. © 2021. Todos los Derechos Reservados.
phone-handsetlaptop-phonebubblecross